Cómo vaciar un termo eléctrico

Cómo vaciar un termo eléctrico

Es posible que por algún motivo te toque vaciar un termo eléctrico, como puede ser un mantenimiento, sustituirlo por un calentador nuevo o simplemente porque va a estar un largo tiempo parado.

Calentador averiado

En cualquier caso es un proceso sencillo, que no requiere contratar a ningún técnico especialista, pero que conviene seguir una serie de pasos para no tener ningún problema al vaciar el calentador.

Vaciar un calentador de agua eléctrico paso a paso

  1. En primer lugar, deberás desenchufar el calentador de la corriente eléctrica. Si está conectado mediante un enchufe, desconéctalo. Si por el contrario el cable está conectado directamente a la instalación eléctrica, baja el interruptor general del cuadro eléctrico de tu vivienda. De este modo, trabajarás de forma segura evitando cualquier riesgo, ya que agua y electricidad no se llevan muy bien.
  2. Posteriormente localiza la llave de entrada del agua fría a tu termo eléctrico. Si tienes una llave de paso antes del manguito que va a la entrada de agua al calentador, gira la llave para cerrar el agua. Si no es tu caso, deberás cerrar la llave general del agua de tu vivienda.
  3. En tercer lugar, abre un grifo de agua caliente para que vaya saliendo el agua hasta que el termo eléctrico esté vacío. Si tienes un grifo bajo, como un bidé, es el que tienes que abrir. De este modo, se vaciará todo el circuito del agua caliente. También puedes abrir el que esté más alejado de tu calentador de agua.
  4. Por último, coloca un recipiente como puede ser un cubo debajo del calentador, y abre la válvula de purga del termo eléctrico. Así acabaremos por completar el proceso de vaciar un termo eléctrico.

Una vez tengas el termo eléctrico sin agua, podrás desmontarlo (con la ayuda de otra persona en caso de un calentador grande) para sustituirlo por uno nuevo.

Si es éste tu caso, quizá te pueda interesar alguno de nuestros siguientes artículos: